¡¡¡ ENHORABUENA !!! :-))

¡¡¡ HAS ACERTADO !!!


Los compuestos clorofluorocarbonados o CFC's una vez que alcanzan la estratosfera son capaces de reaccionar con el ozono, O3, transformándolo en oxígeno, O2, en un proceso en el que una sola molécula de CFC puede llegar a destruir hasta 100.000 moléculas de ozono. He ahí la importancia de la cuestión.

Los CFC's se usaban en los circuitos de los equipos de refrigeración y como propelentes en los aerosoles o "sprays". Algunos de los sustitutos de estas sustancias se han revelado potencialmente peligrosos para la capa de ozono.