Existen diversos tipos de materia, ya que no toda la materia es igual: agua, aceite, leche... son materia, pero no son iguales.
Se denomina sustancia a cada tipo de materia.

Para diferenciar un tipo de materia de otra, una sustancia de otra sustancia diferente, se emplean las propiedades características.

Las propiedades características permiten distinguir las diferentes sustancias.

Para distinguir e identificar las sustancias no es suficiente observar una única propiedad característica. Se deben medir varias de ellas.